Consecuencias no deseadas: Identidad digital y respuestas aeroportuarias ante COVID-19

0
2

El uso de la biometría para apoyar los procesos de aeropuertos y aerolíneas no es nuevo. Por el contrario, los ePassports han existido durante más de dos décadas, y aprovechar las huellas dactilares o los iris -por razones de seguridad-, ha existido durante el mismo tiempo. Mientras que, iniciativas de pases sanitarios como el del Proyecto Comune o el de IATA se esfuerzan por recopilar los registros de salud de un individuo de una manera segura y estandarizada. Ejemplos de sistemas que destacan algunas de las formas en que las iniciativas de identidad digital han girado en respuesta a COVID-19.

Fue a finales de la década del 2010 que los aeropuertos buscaron nuevas formas de facilitar el movimiento de pasajeros a la luz de los graves desafíos relacionados con la capacidad. Los vestíbulos de facturación y los puestos de control de seguridad, por ejemplo, alcanzaron su capacidad en algunos de los megacentros globales, lo que obligó a los operadores de aeropuertos a examinar detenidas sus procesos y las formas en que la congestión afectó la experiencia de los pasajeros.

La evolución de la identidad digital. Las iniciativas para facilitar el movimiento de pasajeros de manera eficiente y segura estaban muy avanzadas antes de que la pandemia COVID-19 azotara la industria de la aviación alrededor de marzo de 2020. De hecho, el Foro Económico Mundial (FEM), el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) y la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) hicieron grandes progresos en los conceptos de identidad digital. Si bien se concibieron por primera vez resolver los desafíos en torno a la eficiencia, las iniciativas de identidad digital giraron rápidamente para resolver una serie de complicaciones asociadas con el COVID-19 y sus profundos efectos en el sector de la aviación.

Como respuesta a la crisis sanitaria mundial, las iniciativas de identidad digital comenzaron a centrarse menos en la capacidad y más en la coherencia en la forma en que se transmite la información, especialmente los requisitos de entrada o salida, entre las partes interesadas. A medida que se introducen los resultados de las pruebas COVID-19 y, más recientemente, se introducen vacunas en todo el mundo, hay una creciente necesidad de estandarizar y armonizar la documentación de una manera que sea reconocida por los estados, aerolíneas y aeropuertos. 

Para que la industria apoye la recuperación, un pasajero debe sentirse seguro en el proceso. Por ejemplo, si un pasajero necesita viajar desde Winnipeg, Canadá a Guangzhou, China, con un par de puntos de tránsito en el medio, los requisitos de documentación por sí solos son suficientes para disuadirlo de viajar por completo. Este escenario debe evitarse en un esfuerzo por recuperar la confianza de los consumidores y apoyar nuestra una vez vibrante industria.

Pases de viaje y su papel en la recuperación de la industria

Iniciativas como el “Pase Común” del Proyecto Comune o el “Pase de Viaje” de la IATA se esfuerzan por recopilar los registros de salud de un individuo de una manera segura y estandarizada. Dos ejemplos de sistemas que destacan algunas de las formas en que las iniciativas de identidad digital han girado en respuesta a COVID-19.

El Comité Permanente Mundial de Facilitación y Servicios de ACI (WFSSC) ha estado trabajando desde el inicio de la pandemia en un informe que se centra en varias iniciativas de identidad digital en todo el mundo y cómo estas iniciativas pueden influir en los aeropuertos en el futuro. Muchos aeropuertos han transformado partes de sus terminales de vestíbulos comerciales a clínicas médicas en muy poco tiempo. Cómo aprovechar la identidad digital y las soluciones sin contacto estaban en el quid de las transformaciones aeroportuarias.

Si bien la industria generalmente está de acuerdo en los principios de interoperabilidad, estandarización y armonización, sigue habiendo un alto grado de fragmentación en la forma en que se crean, comparten y almacenan la identidad digital y almacenan los datos a través de iniciativas biométricas. Cada prueba podría proponer diferentes medios por los que se crea o distribuye una identidad digital entre aeropuertos, aerolíneas y agencias gubernamentales. En parte, esto se debe a la ausencia de un enfoque estándar de la identidad digital, lo que ha dado lugar a varias iniciativas competitivas y superpuestas.

Dado el profundo impacto que COVID-19 ha tenido en el sector de la aviación, es difícil celebrar mucho en el último año. Sin embargo, la respuesta global a COVID-19 ha acelerado el trabajo en iniciativas digitales y, de alguna manera, acelerado la colaboración entre aeropuertos, aerolíneas y gobiernos. El DTC y las formas en que se establecen las identidades digitales mejorarán las iniciativas para crear un “pasaporte” o certificados de salud. Estas mismas respuestas a COVID-19 también podrían acelerar la estandarización y digitalización de visas u otras autorizaciones de viaje.

Fuente: https://blog.aci.aero/unintended-consequences-digital-identity-and-airport-responses-to-covid-19 

ads

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí