El empresario que no invertirá más en Argentina

0
20

Un caso ‘fortuito’, pero que deja mucho que pensar respecto a los límites de lealtad y, por sobretodo, de ética que existe desde los empleados hacia sus jefes; más cuando éstos son ‘personas de fe’, ocurrió en la provincia de Buenos Aires, Argentina, y fue el detonante para que el empresario dejara de invertir en su país.

Tito Loizeau, una de las figuras del ‘emprendedurismo’ argentino -autodefinido como emprendedor serial-, sumó un nuevo capítulo a su historia de por qué no desea invertir más en dicho país, al postear por la red social Twitter su molestia frente al desaire hecho por sus trabajadores a su esforzada labor durante la pandemia. “Después de 12 meses cerrados por la cuarentena, el gobierno decidió habilitar los cines. Así que reabrimos “El Capitán”. Once meses pagando salarios de 20 personas. Ahora los convoco a trabajar y 14 de las 20 estaban laburando en otro lado”.

El empresario explicó a diferentes medios de comunicación locales que, al momento del cierre del local producto de la pandemia contaban con 20 empleados, incluso muchos de estos tenían menos de un mes de antigüedad. «Lo primero que pensé fue en suspender a la gente, porque no iba a poder pagar todos esos sueldos con cero ingreso, pero salieron las normativas del Gobierno sobre que no se podía suspender y la doble indemnización. Entramos en el programa de ATP y así continuamos: el Estado pagando medio sueldo y nosotros el otro 50%«, detalló.

Esta situación se mantuvo y en noviembre de 2020, al ver que se extendía la cuarentena y no parecía que las habilitaciones llegaran pronto, Loizeau les sugirió a sus empleados que buscaran otro trabajo y que si conseguían les avisara para él poder darlos de baja, dado que ya no podría seguir abonándoles. «La comunicación era todos los meses mediante WhatsApp, para avisar que depositábamos el sueldo o ellos me hacían preguntas, me pedían los ATP. Teníamos una conversación normal», relató.

Sin embargo en estos días, ante la inminente apertura de los cines, Loizeau decidió reabrir también su restaurante, pero al convocar a sus 20 empleados, tal y como relató en sus redes, descubrió que 13 de los 20 estaban trabajando en otro lado, «desde hace mucho tiempo», según dijo.

Cuando le preguntamos cómo se sentía por eso nos dijo: «Mi frustración era porque consiguieron trabajo en el mismo horario que yo les estaba pagando y no me avisaron». «Mi hijo está casi abatido y como que no quiere seguir, Yo que tengo más experiencia siempre le decía que no se enamore de la gente porque cuando lo tengan que traicionar lo van a hacer, yo estoy más curtido. Estoy frustrado porque siento que apoyé a mis empleados y no los dejé en banda y ahora resulta que solo tengo el 30% de la gente porque están trabajando en otro lado mientras yo les pagaba el sueldo».

Entre las empresas que Tito Loizeau fundó en Argentina están el portal de promociones Promored, con cupones de descuento online y que luego se reconvirtió en agencia de marketing promocional, fue el fundador del Barbie Store, de la productora audiovisual Cienpies y de Caramba!, agencia de marketing.

Escribió hace unos años el libro “Emprender hasta los 90”, en el que postula que, en vez de trabajar full time hasta los 65 años, hay que reducir la carga horaria, pero seguir apostando a proyectos que le den sentido a la vida más allá de la jubilación. Sin embargo, con toda esta trayectoria y su forma de pensar, Loizeau hoy no encuentra razones para impulsar a extranjeros o locales a invertir en el país porque él mismo hizo un “mal negocio” al traer sus dólares, según expresó en un hilo de Twitter.

El año pasado invirtió 200 mil dólares -de los cuales 150 mil los trajo desde un banco de Estados Unidos (declarados), más 50.000 dólares en monedas de oro, que le había regalado su abuela antes de morir hace 10 años) para abrir un restaurante temático al que le llamó El Capitán Deli, ubicado en el centro comercial Norcenter, en Buenos Aires, Argentina. (https://www.elcapitandeli.com/)

Luego de lentos ocho meses de actividad, a lo que se suman largos ocho meses cerrado por pandemia, tuve que pagar 25 sueldos durante todo ese período, tiene tres juicios laborales y ARBA -Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires-, le retiene más de 500.000 dólares a cuenta de impuestos futuros; mientras que, si éste empresario no hubiera ingresado ese dinero habría ganado un 300% en pesos argentinos sin hacer nada, ya que esos 200 mil dólares hoy equivalen a 39 millones de pesos argentinos, sostuvo.

Fuentes: https://www.eluniversal.com.mx/mundo/durante-pandemia-jefe-pago-sueldo-completo-empleados-sin-saber-que-tenian-otro-trabajo https://www.infobae.com/economia/2021/03/02/pago-el-salario-a-20-empleados-durante-un-ano-con-su-restaurante-cerrado-y-cuando-reabrio-14-ya-tenian-otro-empleo-pero-seguian-cobrando/ https://www.mdzol.com/mdzradio/2021/3/3/la-historia-completa-del-empresario-que-se-sintio-estafado-por-sus-empleados-142689.html

ads

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí