jueves 25 febrero 2021

La experiencia del “cuarentón” en las selecciones laborales

Si eres joven quedas descartado en las empresas porque no tienes experiencia laboral. Si superas los 35 años, tienes demasiada experiencia, y peor aun, si ya cumpliste los 45 eres un anciano laboral.

Existen adultos-jóvenes-adultos de 40 y más con una vitalidad y energía que -aunque no tenga 24 años- está capacitado, tiene experiencias, ganas y motivaciones para trabajar. Y es que la edad mental no necesariamente se corresponde con la edad biológica, y la experiencia que se hace en el camino es la que muchas veces nos ayuda a discernir, saber enfrentar situaciones y más aún, superarlas.

La calidad y esperanza de vida han aumentado en las últimas décadas, colocando a Chile en el top 5 de los países más longevos de Latinoamérica (78,3 años hombres y 80,6 años mujeres). De hecho, en un siglo se ha duplicado la esperanza de vida. Mientras que a comienzos del siglo pasado la población fallecía con apenas 40 años, esa edad ahora es cuando se está en la mitad de la vida y le quedan al menos 25 años para jubilar.

Un “senior” -adulto mayor de 40 años- tiene todavía mucho que aportar a las empresas: experiencia, saber hacer, templanza para lidiar con personas o clientes difíciles o en momentos de crisis, conocimiento de otras culturas empresariales, capacidad de análisis y toma de decisiones estratégicas, compromiso, deseo de permanencia y estabilidad.

En Japón lo saben. Allí los seniors son los más valorados y apreciados por las empresas porque transmiten el conocimiento acumulado en su bagaje laboral a los compañeros más jóvenes.

La transformación digital no es un freno ni una “justificación” para dejar de contratar a cuarentañeros, cincuentañeros y hasta sesentañeros. El analfabetismo digital no tiene nada que ver con la edad biológica sino con la curiosidad intelectual y con querer aprender nuevas cosas y adaptarse a los cambios. No se es más digital por ser milennial, hacerse selfies y publicarlos en Instagram o Facebook, también los hay quienes estamos detrás de cámaras, lentes o pantallas.

En esta época de transformaciones hay algo que nunca cambiará: el que tiene talento, lo tiene sea cual sea su año de nacimiento o género.

Puede ser a los veintitantos años como Mark Zuckenberg de Facebook, a los 30 como Bill Gates cuando lanzó Microsoft Windows, a los 50 como Amancio Ortega de Inditex o los 60 años como Coronel Sandes cuando fundó sus franquicias de KFC.

  • Amancio Ortega abrió su primera tienda de Zara en 1975 cuando tenía 39 años y fundó Inditex en 1985, a la edad de 49 años. Dejó la Presidencia en 2011 con 75 años.
  • Jeff Bezos fundó Amazon en 1995 con 34 años. Y hoy con 53 años, sigue en activo, dirigiendo la principal empresa de e-commerce a nivel mundial.
  • Angela Merkel llegó a la Cancellería alemana con 51 años. Ahora tiene 63. Theresa May puso los pies en el parlamento británico con 41 años y en 2016 fue nombrada Primera Ministra con 60 años.

Personas, ejemplos de que puede ser mayor y trabajar. Se puede ser mayor, estar comprometido con la empresa y llevarla a lo más alto. Se puede ser mayor y mujer y trabajar como un hombre de 30 años. Sin embargo, en Chile y muchos países de Latinoamérica el año de nacimiento sigue siendo un dato fundamental para descartar candidatos en los procesos de selección.

Que un seleccionador o reclutador descarte currículums por edad y/o género, evidencia una cultura empresarial y valores anticuados, impactando de forma muy negativa sobre el “employer branding” de la organización.

Fuente: .http://www.lanuevarutadelempleo.com/Noticias/descartar-curriculums-por-edad-es-renunciar-al-talento.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidad

Articulos relacionados